Consejos para conseguir una piel sana

La piel es un elemento que va más allá de la estética, una piel sana es salud. Mantenerla y cuidarla debe ser una de las cuestiones que más nos preocupen a la hora de cuidar nuestro cuerpo. Es verdad que existen decenas de cremas de todo tipo para su cuidado, algunas inaccesibles, otras más económicas, pero lo mejor es cuidar la piel cada día y de manera natural. Algunos de los mejores consejos acerca del cuidado continuado de la piel son los siguientes:

  • Sé cuidadosa, obvio pero fundamental. Ojo con los ácidos y los exfoliantes. Pon atención en los ingredientes que contiene una crema, y si no quieres jugártela usa elementos naturales, siempre respetan tu piel.
  • Uno de los mejores elementos naturales que existen para el cuidado de la piel es la miel. Un poco de miel aplicada de manera uniforme en el rostro hace que brille y la protege de muchos elementos externos.
  • El agua fría cierra los poros, así que aplícala cada mañana en la cara. Además evita darte duchas o baños a temperaturas excesivamente altas.
  • Seca tu piel de manera suave, tanto en la cara como en el resto del cuerpo. Da golpecitos suaves acompañados de la toalla y deja que la piel se seque sola.
  • Los aceites vegetales apenas contienen agentes químicos y son muy respetuosos con todas las capas de la piel. Utiliza este tipo de producto ya que hidratan y suavizan la piel de manera natural. Además son muy económicos.
  • Evita el alcohol y el tabaco, dañan el aspecto exterior de la piel y además son muy perjudiciales para la salud en general.
  • En cuanto a la alimentación, lo que más favorece a la salud de la piel son los vegetales y frutas. Cocina purés con estos alimentos y tu piel te lo agradecerá.
  • Transpirar libera toxinas, lo que oxigena las células, así que si quieres tener una piel sana debes ejercitarla. Aunque no puedas ir al gimnasio, un poco de ejercicio cuatro o cinco días por semana se notará en el aspecto de tu piel.
  • El cepillado de piel en seco ayuda a eliminar piel muerta y células sobrantes. Además ayuda a la circulación. El mejor momento para hacerlo es antes del baño, así se elimina de manera definitiva la piel muerta y no se queda en la superficie de nuestra piel.

Como ves, no hace falta una gran inversión ni de tiempo ni de dinero. Sigue estos consejos y tu piel lucirá sana. Si quieres recomendarnos algún otro consejo puedes hacerlo en nuestra sección de comentarios.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *